Contáctenos

¿Más información?

He leído y acepto la política de privacidad

Protegido con reCAPTCHA. Sujeto a la política de privacidad y condiciones de servicio de Google.

06 de diciembre del 2019

Al llegar a la universidad es fácil sentir que la cantidad de estudio es abrumadora. Es una nueva etapa así que estudiarás un poco más, tendrás mayor exigencia y lo que estarás aprendiendo será fundamental para tu vida personal y profesional.

¡Uff! ¿parece mucho?

¡Tranquilo! No te dejes agarrar por la preocupación. El secreto para estar bien en la universidad es encontrar estrategias que te permitan sacar adelante tu carrera. La primera estrategia que te aconsejo es definir cómo y dónde estudiarás. Para algunos es mejor estudiar en la biblioteca de la universidad por concentración, otros decidirán irse para su casa para evitar el ruido. Pero lo que no debes hacer, bajo ninguna circunstancia, es estudiar acostado en tu cama. No. Nunca funciona, estarás dormido en menos de cinco minutos y no avanzarás como esperas.

Otra estrategia que puedes llevar a cabo es la de estudiar acompañado. Una de las ventajas de vivir en una residencia estudiantil es que tendrás muchos vecinos en la misma situación que tú. Por esto, estudiar en grupo o en compañía está garantizado.

En una residencia universitaria te encontrarás con posibles compañeros de universidad, clases o con carreras afines a la que estás estudiando. Incluso, algunos estarán en semestres más avanzados que tú, lo que es muy beneficioso ya que podrás pedirles ayuda cuando no entiendas algún tema o sientas que el nivel de estudio es muy alto. Ellos seguramente podrán explicarte de una forma más sencilla. No tengas miedo de hacer preguntas o pedir ayuda. Recuerda que nadie nace aprendido o se las sabe todas.

¿Y si pudieras aplicar estas estrategias de una forma más eficaz?

En The Spot tendrás salas de estudio en las que te sentirás como en la universidad a pocos metros de tu habitación. Allí, podrás estudiar para tus clases junto a otros residentes que estarán en el mismo plan que tú, es decir, el “ambiente de estudio” está garantizado. ¿No te concentras en tu cuarto porque tienes la cama ahí cerquita y tu universidad ya está cerrada? No importa, te vas a la sala de estudio de tu residencia universitaria y allí encontrarás no solo un ambiente adecuado para estudiar conscientemente, si no también vecinos con los que puedes compartir tus dudas o conocimiento. 

Vivir en comunidad no se trata solo de tener un espacio en común, si no también de crear lazos entre quienes comparten en la residencia. Uno de esos lazos puede ser por medio del estudio, ¿qué tal ponerse citas con tus amigos de The Spot para estudiar? Seguramente podrán unir fuerzas de trabajo y todos superarán el semestre. 

¡Nunca temas pedir ayuda! Quizá la solución a esa lectura que no entiendes está en la puerta de al lado y en The Spot te queda más fácil aún.